Vidacord

Tel. 902 007 345 - 918 305 785

Primer banco privado de sangre de cordón umbilical autorizado en España con laboratorio propio en Madrid desde 2007

Niño con parálisis cerebral tratado con células madre de su cordón umbilical.

6 de mayo de 2015

La Universidad de Bochum (Alemania) realizó en 2009 el primer trasplante autólogo de células madre de sangre de cordón umbilical en un niño de 2 años con parálisis cerebral y en estado vegetativo persistente tras sufrir un paro cardíaco y recibir una reanimación de 25 minutos.

La trasfusión de sangre de su cordón umbilical se realizó por vía intravenosa a las 9 semanas de sufrir el paro cardiaco, con posterior rehabilitación activa.

A la semana del trasplante desapareció el llanto y el niño respondía a estímulos acústicos. Dos meses después, el control motriz de su cabeza había mejorado y había recuperado parte de la vista. Ya podía coger, sujetar, morder, masticar y tragar una galleta. Sonreía y pronunciaba algunas palabras. Al alta médica, podía sentarse en una silla de rehabilitación y realizar contacto mano-boca. Cinco meses después, el electroencefalograma era normal. Jugaba y reconocía partes del cuerpo. Un año después, la interacción social, la identificación de los animales y el control de la motricidad de las manos ha mejorado notablemente. Puede agarrar y comer. Se puede sentar sin apoyo y mantiene un control motriz completo de la cabeza. Después de 2 años, es independiente para comer, la competencia del habla ha mejorado y muestra amplia comprensión. Es capaz de caminar con ayuda de un andador. Reconoce colores y objetos. Es capaz de dirigir un coche de control remoto.

Cinco años después, este caso médico demuestra que la regeneración neurológica funcional observada puede deberse, en parte, a los efectos terapéuticos de las células de sangre de cordón. Dada la gravedad del daño cerebral y el estado vegetativo persistente del paciente, su favorable evolución no se explica solo con la rehabilitación intensiva.

Analizando el caso en su conjunto, se puede afirmar que el trasplante autólogo de células de sangre de cordón puede haber contribuido a la notable mejoría de la neuroregeneración funcional del paciente. De ser así, estaríamos ante un caso de éxito de terapia celular de parálisis cerebral infantil, una enfermedad que en la actualidad no tiene cura.

Fuente: El Economista.

Niño tartado con sus células madre

Contacto

Nosotros te llamamos