Vidacord

Tel. 902 007 345 - 918 305 785

Primer banco privado de sangre de cordón umbilical autorizado en España con laboratorio propio en Madrid desde 2007

Células T contra la leucemia crónica

2 de septiembre de 2015

En 2010 varios pacientes empezaron a ser tratados con una nueva técnica de inmunoterapia, que consiste en entrenar a su propio sistema defensivo para atacar a las células enfermas.

Los resultados que ha publicado la revista Science Translational Medicine demuestran que algunos de los participantes en este ensayo siguen con vida y sin rastro leucemia linfocítica crónica transcurrido este tiempo. Un hito si se tiene en cuenta que todos ellos habían recibido sin éxito varios tratamientos previos (en algunos casos hasta 5 o 6) y no había ninguna otra opción disponible para ellos.

La terapia lleva el sello de un equipo de la Universidad de Pensilvania (EEUU) dirigido por los doctores David Porter, Bruce Levine y Carl June. Concretamente consiste en extraer de la sangre del paciente un tipo de células del sistema inmune (llamadas células T) que se modifican en el laboratorio para que sean capaces de reconocer una proteína presente en la superficie de las células de la leucemia (CD19). Una vez reinfundidas en el organismo del paciente, las células entrenadas se encargan de integrarse en su organismo y combatir la leucemia.

Los resultados muestran que 8 de los 14 pacientes con leucemia crónica avanzada han respondido a esta terapia aún experimental. En 4 de ellos (un 29%) el tratamiento ha logrado una remisión completa de la enfermedad. Una de estas personas falleció a los 21 meses por una infección sin relación con la leucemia y los otros tres siguen con vida y sin tratamiento pasado este tiempo. Otros 4 pacientes (29%) obtuvieron respuestas parciales (la enfermedad no ha desaparecido completamente de su organismo) y en 6 de ellos las células transfundidas no lograron multiplicarse con éxito, aunque los investigadores admiten que por ahora no han encontrado factores (demográficos o celulares) que permitan explicar porqué en unos casos las células modificadas genéticamente tuvieron éxito y en otros no.

La técnica también ha demostrado por ahora su eficacia en la leucemia linfocítica aguda (en este caso también en niños), y la Universidad de Pensilvania ha llegado a un acuerdo con el laboratorio Novartis para el futuro desarrollo comercial y a gran escalade las transfusiones de células T modificadas. Porter confía en que la agencia estadounidense del medicamento (FDA) pueda aprobarlo a finales de 2016.

Una vez comprobada la eficacia en niños con leucemia linfocítica aguda (con una eficacia del 90%, según publicaron en la revista The New England Journal of Medicine en 2014), su equipo espera poder iniciar pronto un ensayo con una técnica similar dirigida a niños con leucemia mieloide.

"Estos resultados nos dan esperanzas de que la medicina personalizada va a ser una importante opción para los pacientes cuyo cáncer no es tratable con las opciones convencionales", ha señalado Porter en un comunicado difundido por el Centro de Cáncer Abramson, dependiente de la Universidad de Pensilvania, y donde él dirige el Programa de Trasplante de Médula.

Fuente: El Mundo.

Proceso de las células T en vidacord

La leucemia linfocítica crónica es la más frecuente en los países occidentales y afecta habitualmente a personas mayores de 65-70 años. Aunque los pacientes pueden convivir durante años con esta enfermedad de desarrollo muy lento, incluso sin tratamiento, cuando progresan y dejan de responder a la quimioterapia, un trasplante de médula es la única opción curativa -aunque no todos los pacientes son candidatos a esta técnica por su delicado estado o fallecen antes de encontrar un donante compatible.
La sangre de cordón umbilical es una fuente rica en células T, como las que se han utilizado en este ensayo.

Contacto

Nosotros te llamamos