Vidacord

Tel. 902 007 345 - 918 305 785

Primer banco privado de sangre de cordón umbilical autorizado en España con laboratorio propio en Madrid desde 2007

La SEGO avala la importancia de conservar las Células Madre del Cordón Umbilical

Julio de 2014

Actualmente, las últimas novedades científicas avalan el desarrollo de las técnicas asociadas a la renovación de los tejidos y promueven la terapia celular como una alternativa de primer orden para la obtención de elementos biológicos en el campo de la medicina regenerativa. La terapia celular permite la restauración tisular, manteniendo o mejorando la funcionalidad de un determinado órgano o sistema afectado por una determinada patología.

Entre los expertos que han trabajado en el documento destacan los Profesores Juan Troyano Luque, miembro de la Junta Directiva de la SEGO; Luis Madero López, Jefe de Servicio de Oncohematología y Trasplante Hematopoyético del Hospital Niño Jesús; y Luis Ortíz Quintana, Presidente de la Academia Médico-Quirúrgica Española, con los que también han colaborado investigadores del Instituto Carlos III de Madrid, el Presidente de la European Bone Marrow Transplantation e importantes hematólogos, catedráticos y obstetras de nuestro país.

Las Células Madre poseen tres características que constituyen la base de su potencial terapéutico: son capaces de diferenciarse hacia otros tipos celulares, pueden dividirse y hacer copias de sí mismas, y pueden colonizar, integrarse u originar nuevos tejidos.“Al tratarse de células embrionarias adultas tienen una gran capacidad de diferenciación así como de proliferación pero sin tener la problemática ética y biológica de las células madre embrionarias”.

Asimismo, los especialistas destacan que las Células Madre del cordón umbilical tienen una mayor inmadurez y por tanto más plasticidad que las derivadas de la medula ósea o de la sangre periférica movilizada. Además, el riesgo de trasmisión de enfermedades infecciosas es prácticamente inexistente, y “su obtención no implica molestias ni riesgos para la madre, mientras que un donante de médula ósea debe someterse a un procedimiento quirúrgico”. Por otra parte, el trasplante con Células Madre del cordón umbilical permite que aun existiendo diferencias entre el cordón y el enfermo, la posibilidad de “enfermedad injerto contra huésped” sea menor que con otras fuentes. Igualmente, los expertos destacan que “cuando se trasplanta el cordón de un hermano compatible los resultados son muy favorables, alcanzando cifras de un 70% cuando se trata de una enfermedad congénita”.

De cara al futuro, ya se desarrollan cientos de líneas de investigación centradas en el tratamiento de otras enfermedades con resultados prometedores en campos como la neurología o en la regeneración de tejidos como el cardiaco. En las enfermedades hereditarias se trabaja en la terapia génica, que podría corregir los defectos genéticos inscritos en la Células Madre trasplantadas y evitar que se reproduzca una determinada enfermedad. De este modo, los avances en los diferentes campos de investigación permiten augurar un futuro con nuevas aplicaciones terapéuticas.

Por último, cabe destacar que una muestra de sangre de cordón umbilical tiene un único uso ya que la cantidad de Células Madre empleada es un factor crucial para el éxito del tratamiento. En este punto, los expertos indican que los parámetros para determinar la utilidad de una muestra para su trasplante son diversos por la celularidad del cordón determinante. Por ello, se recomienda que “la celularidad del cordón sea de al menos 25 millones por Kg de peso del receptor”. Para conseguirlo “se desarrollan técnicas de expansión celular, con prometedores resultados, así como utilizar procedimientos con doble cordón para incrementar el número de Células Madre y así las probabilidades de éxito del trasplante”.

En la actualidad existe la posibilidad de realizar trasplantes con sangre de cordón umbilical en más de setenta enfermedades. En esta línea, los expertos destacan que las Células Madre crioconservadas mantienen su viabilidad durante décadas y ya se ha confirmado que se conservan en perfecto estado durante 25 años.

Las principales dolencias para las que se están realizando trasplantes de Células Madre de cordón umbilical son: leucemias agudas y crónicas, cáncer de médula ósea, síndromes mielodisplásicos (anemias refractarias y leucemia mielomonocítica crónica), linfomas Hodgkin y no Hodgkin, anomalías de los eritrocitos heredadas, anemias aplásica severa y de Fanconi, desórdenes heredados de las plaquetas, trastornos mieloproliferativos, inmunodeficiencias combinadas severas, trastornos heredados del sistema inmunológico, tumores sólidos (neuroblastoma y retinoblastoma) o algún desorden metabólico heredado.

Otra posibilidad terapéutica es la utilización de la sangre de cordón en el contexto de medicina regenerativa donde ya se han realizado ensayos clínicos en diferentes enfermedades tales como parálisis cerebral, enfermedad injerto contra huésped del trasplante hematopoyético, diabetes infantil, trastornos neonatales como la broncodisplasia, así como alteraciones osteoarticulares.

La SEGO avala la importancia de conservar las Células Madre del Cordón Umbilical

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, SEGO, convocó el pasado 12 de junio una rueda de prensa en el Salón de Actos de la SEGO para difundir el Estudio Científico de un prestigioso grupo de expertos liderado por el Profesor Juan Troyano Luque. A la convocatoria acudieron numerosos periodistas interesados por la difusión de los principales motivos que existen para valorar la donación/conservación de las células del cordón umbilical.

Contacto

Nosotros te llamamos