Gemelos: Doble trabajo y doble alegría

GEMELOS: DOBLE TRABAJO Y DOBLE ALEGRÍA

Semana 12 de embarazo, primera ecografía. Nervios, ilusión…, y de repente, sorpresa: ¡son gemelos! La mayoría de los padres no planifican tener dos bebés de forma simultánea y cuando reciben la noticia, el shock inicial suele ser grande.

Lo cierto es que los embarazos múltiples son algo excepcional que ocurre en muy pocos casos y que suelen estar determinados por una predisposición genética de la rama materna de la familia. No obstante, en los últimos años, se ha incrementado el número de gemelos y mellizos, debido a las técnicas de reproducción asistida. Otra de las causas de su aumento es la edad cada vez más tardía de la concepción. Cuanto mayor es la madre, la concentración de hormonas folículo estimulante es superior y resulta más frecuente la presencia de varios óvulos que pueden ser fecundados.

Una vez superado el primer susto y asumida la alegría por las dos vidas que vienen en camino, comienzan a surgir las dudas: ¿será un embarazo difícil?, ¿cómo se desarrollará el parto?, ¿cómo nos vamos a organizar con los dos? Los expertos de Vidacord han elaborado una serie de consejos para que la maternidad de gemelos y mellizos resulte más fácil:

Embarazo

Los embarazos múltiples suelen considerarse de riesgo, pero no debemos asustarnos por esta denominación, lo único que significa es que el seguimiento y las revisiones médicas serán más exhaustivas. Existe una serie de acciones básicas que una mujer embarazada de gemelos o mellizos puede seguir para encontrarse mejor durante la gestación: beber más agua (para mantener baja la tensión), descansar todo lo posible (para soportar mejor el exceso de peso), llevar una alimentación sana (que aporte todos los nutrientes necesarios), eludir esfuerzos y estrés (para evitar contracciones prematuras, sobre todo a partir del séptimo mes de embarazo)

Parto

Los partos múltiples suelen adelantarse en torno a la semana 37 y, en muchos casos, se desarrollan por cesárea. Si se trata de un parto vaginal, la dilatación será más lenta pero seguramente la expulsión sea más rápida, ya que los bebés son de menor tamaño. Su peso, normalmente ronda los 2.500 kg. El primero en nacer será el hermano mayor. Inmediatamente después del parto podrá llevarse a cabo la recogida de las muestras de cordón umbilical, que en el caso de gemelos idénticos se realizará con un solo dispositivo y en el de mellizos con dos independientes.

Organización

Esa es precisamente la clave del día a día con dos bebés en casa: la organización reduce el estrés.

Sincronizar los horarios de las tomas, las siestas, los baños…, simplificará las rutinas, ahorrará tiempo a los padres y les permitirá algo de descanso.

Crear entornos seguros donde poder dejar a uno de los bebés mientras se atiende al otro, es muy recomendable: una hamaquita o un parque son opciones muy adecuadas.

Preparar todo lo que se vaya a necesitar antes del baño o la hora de la comida, lo hará más sencillo y evitará tener que perder de vista a los niños en ningún momento.

La ecografía: una ventana hacia el futuro

Ecografia embarazo

Desde siempre las mamás han querido conocer detalles acerca de su futuro bebé antes de su nacimiento. Antiguamente, aplicaban supersticiones para conocer el sexo y hacían suposiciones sobre su probable tamaño o incluso sobre su carácter en función de cuestiones arbitrarias como la apariencia de la tripa o el ciclo de la Luna.

Pero no fue hasta la generalización de las ecografías cuando por fin se pudieron averiguar estas cuestiones de forma real. La ecografía es un procedimiento de diagnóstico médico que genera imágenes bidimensionales o tridimensionales mediante ultrasonidos.

Se trata de una prueba no invasiva que permite acciones tan importantes como: confirmar un embarazo, conocer si existe más de un embrión, estimar las semanas de gestación, diagnosticar posibles malformaciones congénitas o realizar mediciones del feto para comprobar que su crecimiento es normal.

En los últimos años, -además de su finalidad médica-, las ecografías han dado un paso adelante y se han convertido en un instrumento de carácter emocional. Las nuevas técnicas en 3D y 4D hacen posible ver -en tiempo real- el aspecto aproximado del bebé en el interior del útero, en imágenes fijas o en movimiento. Ha pasado de ser algo inimaginable a convertirse en una cita prácticamente imprescindible para los futuros papás.

Pero ¿cuántas ecografías se realizan a lo largo del embarazo? Desde Vidacord, te lo explicamos:

Caso aparte son los embarazos de alto riesgo o las gestaciones múltiples, que llevan asociadas un mayor número de ecografías y un seguimiento más exhaustivo, pero -según la Sociedad Española de Ginecología- lo estipulado durante una gestación sin complicaciones son tres ecografías, una en cada trimestre del embarazo.

La primera, en la semana 12, es la más importante porque sirve para descartar posibles malformaciones. La segunda, se lleva a cabo en la semana 20 y se utiliza para valorar la morfología del feto. Es una de las más esperadas por los padres porque suele mostrar el sexo del bebé. Por último, en la semana 32, la ecografía final comprobará el estado de la placenta y el crecimiento fetal.

La tecnología avanza imparable y las ecografías cada vez son más precisas y realistas, sin embargo, por mucho que se aproximen a la realidad algo que nunca podrán reproducir es la sensación de ver por primera vez la carita de tu bebé recién nacido, eso es inimitable.

Consejos para cuidar tu piel antes y después del parto

La piel cambia con el paso de los años. Cuidarla en el día a día debe ser prioritario para mantenerla en su mejor estado. Antes y después del parto, estos cambios se acentúan; la piel se llega a secar, se forman estrías al darse de sí, aparecen manchas… Apúntate estos consejos para evitar los problemas de piel. ¡Verás como es muy fácil llevarlos a cabo!

Utiliza cremas para prevenir las estrías

Las estrías son cicatrices que aparecen en el cuerpo debido a la rotura o estiramiento excesivo de la piel. Durante el embarazo, es muy común que aparezcan en la zona del abdomen, así como en el pecho o en las caderas, que son las zonas que más se estiran para acoger al feto.

La hidratación es un básico para que no te salgan estrías, sobre todo en la fase del embarazo en la que empieza a salir la tripa o después del parto. Las cremas antiestrías y reafirmantes corporales como las que ofrece Carmenta son algo que debes incorporar a tus cuidados diarios para mantener la piel tersa, suave y, sobre todo, para que esas cicatrices no aparezcan por tu cuerpo. Acompaña el uso de estas cremas con una buena alimentación y con beber dos litros de agua al día para obtener los mejores resultados.

Mantén la higiene de la piel

Mantener la piel limpia es esencial para que no se te reseque, te salgan ronchones o se acumule el sudor, entre otras muchas cosas. Para ello, utiliza jabones cremosos, de PH neutro y siempre sobre la piel húmeda.

Tampoco es buena idea que te des duchas o baños muy calientes. La piel sufre mucho con los cambios de temperatura, por lo que procura regular bien este tema y mantenerte siempre a temperatura constante.

Evita las manchas por el sol

El sol es un factor de riesgo durante el embarazo, entre otras cosas por el riesgo de cloasma o máscara del embarazo. Esta afección se debe a que tu cuerpo genera más hormonas que aumentan la melanina, por lo que las grandes exposiciones al sol pueden originar manchas de tonos amarronados, sobre todo en la cara.

Protégete bien cuando salgas de casa. Utiliza crema de protección alta factor 50+, siempre sin alcohol, y procura mantenerte bajo la sombra siempre que te sea posible.

Los labios y el pecho también son importantes

Seguro que estás acostumbrada a escuchar que, durante el embarazo y después de él, tus labios y tus pechos se vuelven más sensibles, más secos e incluso se forman grietas. Esto es muy común y, en el caso de madres lactantes, especialmente importante ya que los pezones pueden llegar a sangrar.

Para los labios, nariz u otras zonas pequeñas que tengas ásperas o secas, usa un bálsamo reparador que solo componga ingredientes naturales para mantener las zonas hidratadas. En el caso de la piel del pezón, hay bálsamos de lactancia naturales como este que te ofrece Carmenta que son óptimos para seguir dándole el pecho sin dejar de lado el cuidado de la zona.

Protégete ante la celulitis

La celulitis no es un problema exclusivo pre y post parto, ni un problema de salud, pero sí que puede afectar a tus emociones al tratarse de una cuestión estética. Por ello, también es importante intentar prevenirla; esta alteración suele provocar una acumulación de grasa en zonas como los glúteos o los muslos.

Aunque te sientas incómoda, camina todos los días un rato; esto te ayudará a mantenerte activa y a favorecer la buena circulación de la sangre. Controlar la dieta, darte masajes circulares en las zonas y evitar ropas muy ajustadas son otros consejos que debes incorporar a tu día a día.