¿Qué importancia tiene preservar las células madre contenidas en la sangre del cordón umbilical?

Cuando hablamos de células madre y en concreto de las células madre de la sangre de cordón umbilical, nos planteamos ciertas preguntas sobre su uso y qué importancia tiene preservar las células madre contenidas en la sangre del cordón.

Desde hace años su conservación está cada vez más extendida, se trata de una oportunidad única, en el momento del parto.

Anteriormente el cordón umbilical se desechaba sin tomar consideración de sus aplicaciones terapéuticas, pero en la actualidad, está demostrado que las células madre procedentes de la sangre de cordón umbilical tienen características que las hacen únicas y especiales.

Principalmente estas células madre se utilizan en trasplantes para enfermedades hematológicas y más recientemente se ha descubierto el gran potencial que poseen por sus características únicas, ya que hay abiertos múltiples ensayos clínicos a nivel mundial, así como líneas de investigación para el tratamiento de otros tipos de enfermedades.

Su gran potencial consiste desde la capacidad multiplicativa siempre que estén sometidas al estímulo correcto y, por otro lado, tienen la competencia de transformarse en células de cualquier parte del cuerpo.

El procedimiento para recoger la sangre de cordón umbilical es en el parto, su obtención y aplicación es indolora y no supone ningún riesgo ni para la madre ni para el bebé.

Una vez recogida la sangre se manda a procesar al laboratorio en condiciones de total esterilidad, es aconsejable que el procesamiento sea lo antes posible y de este modo la muestra tendrá mayor nivel de celularidad.

En el laboratorio se realiza la separación de células madre y se obtiene la muestra crio-preservada a -196º en nitrógeno líquido. Una vez comprobada que la muestra es válida quedan almacenadas y posibilitan su conservación para su tratamiento en el futuro.

Estas células son de gran utilidad para tratar enfermedades de diversa índole y de la sangre.

También, hay que tener en cuenta que al tratarse de células que provienen de un recién nacido, es muy baja la probabilidad de que trasmita infecciones y por su inmadurez es mucho más fácil que tenga éxito el trasplante.

La conservación de las células madre provenientes de sangre de cordón umbilical, pasan a ser una alternativa a tener en cuenta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.