Falsos argumentos de bancos de sangre de cordón que no son bancos

En ocasiones tenemos que lamentar la falta de ética de algunas empresas que se dedican al transporte de la sangre de cordón para que sea procesada en laboratorios extranjeros. Estas empresas no están autorizadas en España como bancos de sangre de cordón, entre otras cosas porque no lo son. Tan solo son operadores logísticos que transportan la sangre del cordón fresca para que la procesen en laboratorios extranjeros con los que tienen firmados acuerdos. Y todo ese proceso escapa al control de las autoridades sanitarias españolas.

Curiosamente, algunas de estas empresas se han integrado en la Asociación Española de Bancos de Sangre de Cordón… cuando en realidad no lo son ninguna de ellas. Ni laboratorios de procesamiento ni bancos de almacenamiento de sangre de cordón. Sin embargo, confunden a la población con falsos argumentos, tratando así de compararse con los verdaderos bancos, como VidaCord, que sí procesan todas las unidades en su laboratorio propio, y también almacenan en sus propios tanques las células madre. 

Hoy traemos dos de estos falsos argumentos para denunciar a los que los utilizan, y dejar al descubierto su forma de proceder:


MENTIRA Nº1: VidaCord no está autorizada en Europa. Al tener autorización solo en España, sus unidades no cumplen los criterios exigentes de países europeos, como el Reino Unido, y por tanto, no se podrían trasladar allí en caso de que fueran necesarias para trasplante.



Ante este argumento, que descalifica a quien lo utiliza, hay que decir lo siguiente:

  1. VidaCord es un banco autorizado en España. Tenemos autorización de las autoridades sanitarias españolas, en base al RD 1301/2006. Este decreto es la trasposición de la directiva europea 2004/23/CE, que regula entre otras cosas los requisitos exigibles a los bancos de SCU para procesar y conservar la sangre de cordón. Es decir, que no hay ninguna duda de que cumplimos con los requisitos europeos, al estar acreditados en España. Afirmar lo contrario es simplemente una mentira, utilizada por un comercial que desacredita a la empresa que representa por permitírselo.
  2. Las unidades de VidaCord que están a disposición universal (aquellas cuyo lugar de depósito es Alcalá) están incluidas en el REDMO. Y como tal podrían ser requeridas para ser trasplantadas a cualquier paciente en cualquier lugar del mundo (también en el Reino Unido…). Por tanto, afirmar que por el hecho de procesar en España nuestras unidades no se pueden utilizar allí es absolutamente falso. Si fuera así, no las habría admitido el REDMO.
  3. VidaCord publica un informe de calidad, que está colgado en nuestra página web. En él se puede comprobar la calidad de nuestras unidades en parámetros clave como la celularidad, el número de células CD 34+ o la viabilidad celular. Comparando estos parámetros con los de los bancos públicos podemos afirmar con orgullo que tenemos unidades de muy alta calidad. Esto no lo hace ninguna otra empresa. Nosotros lo hacemos porque estamos orgullosos de la buena calidad de nuestras unidades, fruto de un trabajo bien hecho.



MENTIRA Nº2: Según la ley española, te pueden quitar las unidades procesadas en VidaCord por el hecho de ser un banco español. Por eso los otros “bancos” no procesan en España.


Esta falacia, utilizada por empresas que ni siquiera son bancos de SCU, demuestran su desconocimiento de la regulación española o sus ganas de engañar a las familias. Ante semejante falsedad hay que afirmar lo siguiente: 

VidaCord dispone de instalaciones propias en nuestro país (en el parque científico y tecnológico de Alcalá de Henares – Madrid) donde se procesan todas las muestras. Si la familia así lo decide, también ofrecemos la posibilidad de que las muestras se queden depositadas en nuestras instalaciones, con lo que además de quedar para uso privativo podrían salvar la vida a una persona para la que dicha muestra sea compatible. En caso contrario, si la familia así lo desea, son trasladadas, ya procesadas y crio preservadas en nitrógeno líquido para ser almacenadas en depósitos que tenemos en Europa, donde quedan propiedad 100% de la familia.


La normativa legal que regula en España la existencia y funcionamiento de los bancos de sangre de cordón umbilical es el Real Decreto 1301/2006, de 10 de noviembre, por el que se establecen las normas de calidad y seguridad para la donación, la obtención, la evaluación, el procesamiento, la preservación, el almacenamiento y la distribución de células y tejidos humanos y se aprueban las normas de coordinación y funcionamiento para su uso en humanos. Este RD exige que las unidades DEPOSITADAS en España deben ser puestas a disposición universal. En concreto, en el artículo 27.1 se dice lo siguiente:
Las células y tejidos almacenados en los establecimientos de tejidos estarán a disposición de los centros o unidades de aplicación de tejidos y células para usos alogénicos en procedimientos terapéuticos con indicaciones médicas establecidas en receptores adecuados.”
La norma obliga a los tejidos que se guardan en España, no a los que se procesan aquí y se llevan a conservar en el extranjero. VidaCord procesa todas las unidades en España y sólo las transporta, ya procesadas y criopreservadas, para ser almacenadas en el extranjero cuando así lo solicita la familia.


La ley obliga a informar de este extremo en el documento de Consentimiento Informado. Por eso en el artículo 7.2 se indica que:
“En el supuesto de uso autólogo eventual, el contenido de la información facilitada con anterioridad a la obtención deberá incluir, además de lo previsto en el apartado anterior, la indicación de que las células y tejidos así obtenidos estarán a disposición para su uso alogénico en otros pacientes en el caso de existir indicación terapéutica.”
Por otro lado, para que una unidad de sangre de cordón pueda ser requerida para ser utilizada en un paciente, es preciso que primero se conozca su tipaje HLA. En los bancos privados no se realiza esta prueba (que es muy cara, pues cuesta cerca de los 300 €) a las unidades que conservan para uso familiar, puesto que solo será necesario conocerlo en el momento en que la unidad vaya a ser utilizada para un trasplante alogénico intrafamiliar. Si se necesitara para un trasplante para el propio niño, el HLA sería redundante, puesto que son sus propias células las que se le trasplantarían. Por el contrario, las unidades que están en los bancos públicos requieren que se les realice el HLA para poderse poner a disposición universal. En España es la Fundación José Carreras la responsable del registro de donantes de médula ósea (el REDMO), donde se incluyen los datos HLA de las unidades de sangre de cordón puestas a disposición universal. Sin el HLA no se puede ver si son útiles para un enfermo, y por tanto, nadie puede requerirlas.  En este sentido, las unidades de sangre de cordón de VidaCord que no se encuentran depositadas en territorio nacional no tienen el HLA realizado y por eso no pueden ser requeridas para ser utilizadas por un tercero. Porque, simplemente, no es posible conocer si son compatibles o no. Al igual que ocurre con cualquiera de los bancos de sangre de cordón que tienen depósitos en otros países.


Las empresas que no tienen bancos en España exportan la sangre fresca porque no tienen la infraestructura para procesar aquí. Pero VidaCord sí tiene laboratorio en España. Esto se traduce en un menor tiempo de transporte al laboratorio desde el paritorio, lo cual repercute en unidades de mayor calidad a la hora de un hipotético trasplante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *