Conferencia del presidente de VidaCord en Málaga

MÁLAGA, 7 Junio 2012. (EUROPA PRESS) –

   El presidente de VidaCord, Ángel Álvarez, ha advertido este jueves de la necesidad de preservar las células madre procedentes de la sangre del cordón umbilical que, hoy por hoy, tiene una utilidad clínica que es el tratamiento de las enfermedades hematológicas, y que, además, en un futuro se empleará para tratar otras patologías que pueden ir desde la diabetes hasta la esclerosis múltiple.
   En la actualidad, se llevan a cabo 250 ensayos clínicos en todo el mundo para tratar diferentes enfermedades con estas células madre, ha explicado a Europa Press Álvarez, quien ha especifico que las formas de conservar dichas células pueden ser bien donándolas al Sistema Nacional de Salud o bien guardarla en un banco privado.
   En España, ha subrayado, existe poca concienciación sobre la materia, pues la cifra de unidades de sangre de cordón que se guardan o donan es “escasa”. En este sentido, ha precisado que de los 450.000 partos anuales que hay en España, unas 20.000 familias guardan las unidades de sangre en bancos privados, siendo algo superior esta cifra en caso de las donaciones.
   El responsable de VidaCord, el único banco de células madre procedentes de la sangre del cordón umbilical en España autorizado por las autoridades sanitarias, ha destacado que en el territorio nacional existen seis bancos públicos: en Málaga, Barcelona, Madrid, Santiago de Compostela, Valencia y Canarias. Los de Málaga y Barcelona “se encuentran entre los mejores del mundo”, ha incidido.
   Álvarez ha señalado que en España están operando los llamados intermediarios, que actúa entre una familia española y un banco en el extranjero. Al respecto, ha aconsejado que aquellos que deseen guardar privadamente las células madre procedentes de la sangre del cordón umbilical “lo hagan con un banco debidamente autorizado en España”.
   Y es que un banco autorizado conforme a la legislación española “indica que tiene todas las garantías que ofrece esta legislación en cuanto a calidad de procesar y almacenar este tejido”. Además, también implica que “si se hiciese algo mal, siempre habría una responsabilidad subsidiaria de las Autoridades Sanitarias españolas”, mientras que si se utiliza un intermediario habría que buscar responsabilidades de países extranjeros. En definitiva, es “más cómodo”.
   Por otra parte, la sangre que se envía a bancos en España se procesa y almacena en el laboratorio en menos de 12 horas, mientras que si se ha de transportar a un centro de otro país no llegará antes de 48 horas. Esto es importante a tener en cuenta, ha indicado, porque a partir de las 24 horas comienza a haber muerte celular y “cuantas más células madre haya vivas, más probabilidad de éxito cuando se utilice en una terapia”, ha subrayado.
   Por todo ello, Álvarez, en su conferencia organizada para los ginecólogos del Hospital Parque San Antonio trasladó a los profesionales la importancia de donar o guardar las células madre procedentes de la sangre del cordón umbilical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *