¿Cómo funcionan los test de embarazo?

Como Funciona un Test de Embarazo

Antes de los test de embarazo y lo largo de la historia, ante los primeros síntomas, las mujeres siempre han buscado métodos para confirmar o descartar un embarazo. Técnicas tan variopintas o de desigual resultado como balancear un péndulo sobre el vientre o la prueba de la rana han sido utilizadas para intentar descubrir la existencia de una nueva vida.

Curiosamente, la prueba de la rana -que se empleó de forma generalizada hasta los años sesenta- se basa en la misma evidencia científica que los actuales y precisos test de embarazo: la presencia en la orina de la mujer embarazada de la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG)

Tras diversas investigaciones, se detectó que, al inyectar la orina de una mujer encinta en una rana, la hCG causaba que el animal entrara en celo. No obstante, estas pruebas no eran totalmente fiables, ya que la cantidad de hCG debía ser lo bastante elevada como para provocar esta reacción.

Ya en la década de los setenta, los científicos liberaron a las ranas de su labor adivinatoria y crearon los primeros test caseros de embarazo, que permitieron a las mujeres conocer su estado de manera intima y sencilla.

Estos “palitos blancos” contienen una tira que reacciona ante el nivel de hCG y -tras impregnarlos con la orina- en apenas unos minutos de espera revelan la existencia o la ausencia de embarazo. En la actualidad, los test han evolucionado y algunos de ellos incluso determinan las semanas de gestación. Su fiabilidad es del 98%, sin embargo, conviene seguir una serie de recomendaciones para evitar errores de diagnóstico. El equipo de Vidacord aconseja:

  • No precipitarse a la hora de realizarlo. La hCG se manifiesta en altos niveles a partir de los 9-14 días desde la fecundación. Si el test se hace demasiado pronto es probable que el resultado sea un falso negativo, ya que la concentración de hormona podría no ser todavía detectable en la orina.
  • Comprobar la fecha de caducidad y leer atentamente las instrucciones. Se supone que, si lo acabamos de adquirir, el test debería estar en perfectas condiciones, sin embargo, es mejor cerciorarse ya que un test caducado -con toda probabilidad- dará un resultado erróneo. Asimismo, aunque la mayoría de las pruebas tienen un funcionamiento similar, conviene revisar las instrucciones para asegurarnos de que lo hacemos adecuadamente e interpretamos correctamente el resultado.
  • Mejor con la primera orina de la mañana. Aunque puede hacerse en cualquier momento del día, es recomendable utilizar la primera micción de la mañana, ya que su concentración de hCG es mayor.

Si el resultado del test es positivo, el siguiente paso será acudir al especialista para comprobar que todo marcha bien y planificar el seguimiento de la gestación. Es también un buen momento para empezar a informase sobre la posibilidad de conservar la sangre del cordón umbilical tras el parto.

Aplicaciones que ayudan durante el embarazo

Aplicaciones móviles para el embarazo

Los nueve meses que dura el embarazo suponen una etapa desconocida y misteriosa para las futuras mamás. Son tantas las dudas que surgen, tantas las decisiones que deben tomarse, tantas las ganas de saber que está sucediendo en cada momento dentro del vientre materno…

Hoy en día, las embarazadas cuentan con un poderoso aliado que puede convertirse en una gran ayuda para muchas de las cuestiones relacionadas con la gestación: las aplicaciones móviles. El equipo de Vidacord ha seleccionado las más recomendables y las ha dividido en categorías:

Seguimiento semanal

Embarazo +

Se presentan como la aplicación de embarazo nº1 en el mundo, que usan más de 20 millones de usuarios.  Entre sus completas opciones ofrece: información diaria sobre el embarazo, imágenes a color, diario personal, registro de peso personal, registro de citas médicas, datos sobre dieta, ejercicio y parto, contador de patadas, contador de contracciones, guía de tamaño del bebé… Descargas en Apple Store

Mi embarazo al día

Es una de las apps gratuitas que proporciona un servicio más integral. Permite el seguimiento semanal del desarrollo del feto, aporta consejo sobre ejercicios y alimentación recomendados, da la posibilidad de almacenar las ecografías, muestra la localización del hospital más cercano, tiene la opción de crear una felicitación personalizada para informar del nacimiento del bebé e informa sobre las gestiones administrativas que deben realizarse en los primeros días tras el nacimiento. Descargas en Google Play y Apple Store

Consultas médicas instantáneas

mediQuo

No se trata de una aplicación específica para el embarazo -ya que abarca todas las ramas de la medicina- pero permite consultar de forma inmediata con ginecólogos, doctores de medicina general, nutricionistas o psicólogos que colaborarán para que el embarazo sea más llevadero. Además, las futuras mamás pueden enviar fotos, ecografías o analíticas y recibir en tan solo dos minutos, la respuesta a sus dudas. Es como tener un “amigo médico en la palma de la mano”. Descargas en GooglePlay y AppStore

Elegir el nombre perfecto

Juntos: un nombre de bebé.

Perfecta para aquellas parejas que no se ponen de acuerdo en el nombre de su futuro bebé. Cada uno decide sus opciones preferidas entre la extensa lista de más de 30.000 nombres y la app crea una lista conjunta para facilitar la elección. Además, entre otras funcionalidades, permite acceder a una comunidad de padres donde crear una encuesta online para que familiares, amigos u otros usuarios puedan votar entre los nombres preseleccionados. Descargas en GooglePlay y Apple Store

Tanto si se desea conocer cómo va creciendo el bebé semana a semana, como si es necesario resolver dudas médicas o si resulta imposible elegir el nombre perfecto para el futuro hijo, en el mundo de las aplicaciones cada mamá hallará una que encaje con sus necesidades, solo tiene que encontrar la más adecuada.

Tengo diabetes gestacional ¿qué debo hacer?

Diabetes Gestacional

La diabetes gestacional es una de los trastornos más frecuentes del embarazo, se estima que una de cada diez mujeres la padecerá durante su gestación. Con un correcto seguimiento, esta dolencia no suele perjudicar ni a la mamá ni al bebé pero si no se controla adecuadamente puede tener consecuencias como: preeclamsia, probabilidad de parto prematuro, posterior diabetes, exceso de peso y riesgo de hipoglucemias en el recién nacido.

Y ¿por qué aparece la diabetes gestacional? Todas las embarazadas tienen la posibilidad de padecer esta complicación, pero existen algunos factores de riesgo que hacen a algunas mujeres más propensas a sufrirla. Ser mayor de 35 años, el sobrepeso, un historial familiar de diabetes, haber sufrido una diabetes previa, ser fumadora, tener hipertensión o síndrome de ovarios poliquísticos son algunos de los condicionantes que pueden derivar en una diabetes gestacional.

Como no suele manifestar síntomas, entre la semana 24 y la 28 se realiza una prueba sistemática a todas las embarazadas para detectarla: el test de Sullivan. Consiste en un análisis que mide los niveles de glucosa tras haber tomado una dosis de 50 gr, si el resultado es superior a 140 mg/dl se toma otra carga de 100 gr y se realiza una nueva medición tres horas después. Cualquier cifra por encima de 140 mg/dl arrojará un diagnóstico de diabetes gestacional.

Una vez que ha sido detectada, el tratamiento se centrará en controlar el nivel de glucosa en sangre mediante una dieta adecuada, ejercicio físico, y análisis periódicos. Si esto no fuera suficiente, sería necesaria la administración de insulina. Además del tratamiento prescrito por el médico, existen una serie de consejos que se pueden seguir para minimizar los efectos de esta dolencia. Los profesionales de Vidacord recomiendan:

  • Eliminar el azúcar y elegir alimentos integrales: olvídate del azúcar y de los productos procesados que lo incluyen. Los hidratos de carbono de tu dieta – pasta, arroz, pan, cereales…- deben ser integrales porque no incrementan tanto la glucosa y además llevan fibra.
  • Comer cinco veces al día con un horario regular: es mejor ingerir una menor cantidad de alimentos pero repartidos a lo largo de todo el día para que las digestiones sean más ligeras y los niveles de glucosa se mantengan estables.
  • Tomar una dieta equilibrada que incluya todo tipo de alimentos: necesitas todos los nutrientes que los diferentes alimentos pueden aportar. Come verduras, lácteos, pescado, frutas y huevos; restringe las grasas animales, pero no las elimines completamente.
  • Practicar ejercicio físico con moderación: Dedica media hora diaria a realizar un deporte adecuado a tus circunstancias, que te permita ejercitarte de manera suave. El yoga, el pilates, la natación para embarazadas o caminar regularmente te mantendrán en forma y te ayudarán a controlar tu peso y tu glucosa.

Siguiendo estrictamente el tratamiento indicado por tu ginecólogo y estos sencillos consejos, llevarás un embarazo tranquilo y lograrás la mejor recompensa posible: salud para ti y para tu bebé.