Alimentos que no debes tomar durante el embarazo

 

No es raro que durante el embarazo comiences a preocuparte por qué es lo que debes comer y qué no, pero lo cierto es que no debes alarmarte. Intentar llevar una vida sana será la clave para que tengas un embarazo de éxito. Tan solo toma nota de algunos alimentos que tendrás que evitar o, simplemente, llevar cuidado.

  • Bebidas alcohólicas y con cafeína.

Aunque parezca una evidencia es algo que deberás tener muy en cuenta. El consumo de alcohol, a ningún nivel, está considerado como seguro a lo largo de todo el embarazo. Del mismo modo, las bebidas con cafeína tampoco son recomendadas, es mejor limitar su consumo o sustituirlo por otros productos descafeinados.

  • Pescados con alto nivel de mercurio.

El pescado y el marisco en general son beneficiosos para tu dieta durante el embarazo, sin embargo, hay ciertos tipos que deberás evitar por su alto nivel de mercurio. Estos son: tiburón, pez espada, caballa o blanquillo.

  • Quesos y lácteos en general, sin pasteurizar

Aquellos quesos blandos, sin pasteurizar serán los que deberás evitar si estás embarazada. Son aquellos que conocemos frecuentemente como “quesos frescos”, y algunos ejemplos son: queso feta, de cabra, camembert o queso azul. De igual forma, la leche sin pasteurizar, jugos y el vinagre de sidra, no son recomendados.

  • Embutidos de cualquier tipo

Se trata de carnes o aves sin cocinar y no te harán bien en el transcurso del embarazo. Ya sean embutidos secos o ahumados deberás evitarlos. El jamón, pavo, rosbif, salchichas, mortadela, salami o chorizo son algunos de los ejemplos.

  • Comida cruda en general

Por supuesto, no deberás comer durante el embarazo toda clase de comida que no esté bien cocinada, desde los huevos, hasta el pescado, prestando mucha atención a las masas. Ten mucho cuidado con los postres y aquellas comidas con gran variedad de ingredientes. Además, ten en cuenta que ciertas salsas llevarán alimentos que no han sido cocinados.

Desde Vidacord te aconsejamos que lleves una dieta sana, equilibrada y variada. Tan solo llevando cuidado con los alimentos que consumes durante el embarazo, ¡todo irá genial!